Femenino singular

Hola a todos!!!

Esta semana sigo liada con un proyecto del que os hablaré la semana que viene, prometido!! De momento, aunque quien me sigue más de cerca lo sabe bien, os diré que estoy muy, pero que muy ilusionada, y tengo unas ganas locas de contarlo a todo el mundo, aunque será en su debido momento.

De todos modos, tengo material que compartir!! Porque, como me dijeron el otro día, no me quedo quieta nunca!! Siempre saco ratitos para seguir investigando posibilidades y nuevos diseños.

Hace unas semanas, en esta entrada, publiqué una funda de  gafas cuyo diseño me dejó muy satisfecha, porque cambié un poco la forma de teñir el cuero, me dejé llevar por la inspiración e intenté mezclar, variar, difuminar dentro de lo posible… al final quedo muy chula, y quería seguir jugando un poco con esta idea…

Por tanto, me puse manos a la obra, tenía un retal de piel en el taller y me puse a probar…

cartera mujer1.png

El retalito tenía el tamaño justo para la cubierta de una cartera de mujer, de las grandes, para que quepan muuuuchas tarjetas de las distintas multinacionales de moda que tooodas tenemos, jejeje. 

Como tenía también un trocito de piel de cabra, que me quedó de otro proyecto, hice el interior en este material. Además, este verano estoy muy a tope con el colorido, sobre todo me tiene flipada la combinación verde mint con fucsia, así que utilicé esta combinación en el interior, tiñendo los bolsillos de las tarjetas y el del monedero en estos tonos. El fondo en color natural, por compensar.

cartera mujer2.png
Probé a coser el interior a máquina, por aquello de que esta piel es más fina.
cartera mujer3.png
La cubierta la cosí entera a mano, ya es demasiado para mi pobre máquina, y eso que es una campeona, ya os contaré…

La cartera cerradita…

cartera mujer4.png

La cartera abierta, con los documentos…

cartera mujer5

Primero, el resultado estético me encanta!! Los colores, el tacto, el acabado…

Por contra, el retal era demasiado justo, no importa porque es una prueba, pero la próxima será un pelín más grande. No obstante es totalmente funcional, las tarjetas caben bien y el monedero es cómodo, además, generalmente la piel da un poco de sí con el uso, así que no hay problema.

De momento, y como versión de prueba que es, esta me la quedo para mí, y doy tregua así a mi antigua cartera, que compré hace unos 10 años a un artesano en una feria. ¡Con el trote que la he dado aún está en perfecto estado!! La adoro, porque es chiquitita y ya está blandita del uso, pero me gusta usar las cosas que hago, es la mejor manera de que pasen el control de calidad, así veo si son prácticas.

Hasta aquí la entrada de hoy, volveré la semana que viene con más sorpresas… Espero vuestros comentarios y sugerencias, si os gusta podéis compartirlo en redes sociales.

Hasta otra!!

1 Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s